Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El volumen de las secuoyas

Los láseres revelan la capacidad para almacenar carbono de los árboles más altos del mundo.

FUENTE: «NEW 3D MEASUREMENTS OF LARGE REDWOOD TREES FOR BIOMASS AND STRUCTURE», MATHIAS DISNEY ET AL., EN SCIENTIFIC REPORTS, VOL. 10, ART. 16721, OCTUBRE DE 2020.

Las secuoyas rojas de California (Sequoia sempervirens) son los árboles más altos del planeta. Sin embargo, la determinación de sus dimensiones —que resulta clave para establecer cuánto carbono atmosférico almacenan en forma de biomasa— es un proceso plagado de incertidumbres. Las ecuaciones habituales que relacionan el diámetro del tronco con el volumen se basan en una muestra reducida de árboles mucho más pequeños, dado que pocos se atreven a ponerse un arnés y tomar medidas desde una altura equivalente a un edificio de 30 pisos. Pero ahora un grupo de investigadores ha estudiado S. sempervirens mediante escaneado láser, una técnica automatizada que proporciona mediciones fiables de la estructura y el volumen de un árbol.

Mathias Disney, científico ambiental del Colegio Universitario de Londres, y sus colaboradores evaluaron 145 secuoyas en un estudio publicado en Scientific Reports. Los investigadores emplearon un láser de infrarrojo cercano para enviar miles de millones de pulsos de luz contra los árboles (desde múltiples direcciones) y midieron el tiempo que tardaban en volver reflejados. Eso les permitió componer un mapa detallado de cada árbol, que muestra nudos en la corteza, pequeñas ramas y otros elementos de hasta unos pocos centímetros. «Esta técnica nos ofrece una nueva perspectiva sobre la estructura tridimensional de los árboles», asegura Disney.

Los autores hallaron que el volumen de las secuoyas rojas era alrededor de un 30 por ciento mayor que el predicho por las ecuaciones publicadas, y achacan la discrepancia a que algunos ejemplares de S. sempervirens desarrollan troncos adicionales conforme envejecen, un proceso denominado reiteración. A partir de sus observaciones, Disney y su equipo han establecido nuevas relaciones entre el diámetro y el volumen de los árboles de esta especie.

El escaneado láser puede aportar información sobre los bosques vírgenes que es importante de cara a los esfuerzos de conservación, señala Anil Raj Kizha, científico de operaciones forestales de la Universidad de Maine ajeno a la investigación. «En los próximos cinco o diez años», vaticina, «se extenderá su uso».

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.