Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Abril de 1997
Bioética

Una investigación despilfarradora y engañosa

La experimentación animal puede llevar a conclusiones erróneas, así como inducir patologías en los pacientes o causar su muerte. La ciencia cuenta con otros métodos más fiables, que representan una inversión mucho mejor de los fondos para investigación.

El recurso a los animales para investigar y realizar pruebas farmacológicas constituye sólo una técnica más de las muchas dispo­nibles. Los autores creemos que, pese al carácter seductor, desde el punto de vista intelectual, que ofrecen los experimentos con animales, no son éstos los adecuados para hacer frente a las enfermedades coronarias, el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, el sida, las malformaciones congénitas y otros problemas de salud que apremian al hombre de nuestro tiempo. Y lo que es peor: la experimentación animal puede llevarnos a conclusiones erróneas e, incluso, inducir patologías o causar la muerte al no prever los efectos tóxicos que los fármacos pudieran producir. Para nuestra fortuna, la ciencia cuenta con otros métodos más fiables, que representan una inversión mucho mejor de los fondos destinados a la investigación.

El proceso del descubrimiento científico suele comenzar con observaciones inesperadas que obligan a replantearnos las teorías vigentes e idear hipótesis que expliquen mejor tales datos. Sin embargo, muchas de las anomalías manifiestas que se aprecian en los experimentos con animales reflejan la singular biología de las especies que se están estudiando, los medios antinaturales por los que se indujo la enfermedad o el entorno agobiante del laboratorio. Tales irregularidades nada tienen que ver con la patología humana; por consiguiente, las hipótesis que, derivadas de esas observaciones, se sometan a prueba suponen un desperdicio considerable de tiempo y de dinero

Otros artículos del informe especial Debate sobre la investigación con animales

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.