Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2011
Biología

Un ojo fósil de más de 500 millones de años

Un nuevo descubrimiento demuestra que algunos de los primeros artrópodos ya habían adquirido una visión tan desarrollada como la que presentan ciertos insectos actuales.

John Paterson (ojo fósil), Diego García-Bellido (A. imperator).

Los ojos compuestos más complejos y antiguos del registro fósil han sido descritos hace poco por un equipo internacional (con base en el Museo de Australia del Sur y con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Estos órganos fosilizados, de unos 515millones de años de antigüedad (período Cámbrico), se han hallado en la localidad de Emu Bay Shale, en la costa norte de la isla Kangaroo, cerca de Adelaida (Australia). En la mayoría de los yacimientos, los fósiles suelen corresponder a las partes mineralizadas de los animales (conchas, exoesqueletos como los de trilobites, o huesos como los de los vertebrados). Pero en los Lagerstätten, depósitos sedimentarios con una gran riqueza de fósiles (la más famosa es Burgess Shale, en Canadá, la preservación de los restos de seres vivos resulta excepcional. En estos lugares se han conservado incluso las partes blandas de los cuerpos (tubo digestivo, músculos, vasos sanguíneos... y ojos).

Tal es el caso de Emu Bay Shale, un depósito que se formó pocos millones de años después de la «explosión» de biodiversidad del Cámbrico. Ese fenómeno corresponde a la radiación evolutiva de la que surgieron, hace 540 a 520 millones de años, casi todos los grupos de animales (artrópodos, moluscos, equinodermos y cordados). Hasta ahora, los únicos ojos fósiles bien conocidos de ese período eran los ojos «compuestos» de los trilobites (nuestros ojos tienen una única lente, pero millones de células sensoriales en su interior). Los trilobites corresponden a un tipo extinto de artrópodos (parientes lejanos de cangrejos, escorpiones e insectos). Fueron los animales más diversos de los océanos durante el Paleozoico (hace entre 540 y 250millones de años).

Artículos relacionados

Artículo incluido en

La evolución del ojo

    • Trevor D. Lamb

Los científicos tienen ahora una visión clara de cómo se formaron nuestros ojos, de una complejidad notable.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.