"[Las termitas] ... modelan y alteran la faz de un paisaje como ningún otro organismo, a excepción del hombre."
—WALTER LINSENMEIER, lnsects of the World

A no dudar, quien haya tenido ocasión de ver un termitero habrá quedado impresionado por la compleja red de túneles creada por estos insectos industriosos, pero sin inteligencia. Paradójicamente, ciertos seres "vivos" artificiales, a cuyo lado las termitas pasarían por verdaderos genios, logran producir creaciones no menos pasmosas. Fijémonos, por ejemplo, en las tur-mitas. Se trata de criaturas cibernéticas, cuadrangulares y dotadas tan sólo del más rudimentario de los cerebros. Y, sin embargo, en sus idas y venidas por el plano infinito donde moran, van trazando extrañas pautas que parecen reflejo de un diseño subyacente, fruto de una inteligencia.

Las tur-mitas fueron inspiradas, en parte, por Greg Turk, alumno de segundo ciclo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Turk ha estado experimentando, durante algún tiempo, con un tipo especial de máquina de Turing, una construcción que ha servido, desde hace largo tiempo, como modelo básico para el estudio de la computación. De ordinario, se supone que una máquina de Turing opera sobre una cinta lineal infinita dividida en casillas. Turk, sin embargo, ha estudiado máquinas de Turing que operan sobre una especie de cinta bidimensional, en esencia, el mismo plano por el que vagabundean las tur-mitas. La conversión de una máquina de Turing bidimensional en una tur-mita se efectúa por un procedimiento sencillo y rápido: las reglas abstractas se sustituyen directamente por una red neuronal. Tal conversión pone de relieve un tema importante de la teoría de computación, a saber, que, con frecuencia, un esquema computacional resulta ser equivalente a otro que, a primera vista, no tiene relación con él.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.