Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Enero de 2017
Microbiología

Microalgas de vertederos urbanos

En estos ambientes hostiles proliferan numerosas algas microscópicas, algunas con posibles aplicaciones biotecnológicas.

Coelastrella es una de las algas identificadas en las charcas. La microscopía electrónica de barrido revela las estrías que atraviesan longitudinalmente la superficie celular, uno de los caracteres específicos del grupo. El análisis molecular basado en el gen 18S ADNr ha resuelto que se trata de una especie no descrita con anterioridad. [DAVID SUÁREZ]

El fitoplancton es el grupo de organismos eucariotas más numeroso y diverso de la Tierra. Su rendimiento fotosintético (la eficiencia en captar dióxido de carbono y expulsar oxígeno) es el más importante de los seres vivos, incluso mayor que el de las plantas superiores. Constituyen, además, la base de las cadenas tróficas de todos los ecosistemas.

Dentro de este inmenso grupo figuran las microalgas. Estos organismos unicelulares son ubicuos gracias a que poseen un metabolismo muy adaptable que les permite vivir en todo tipo de ambientes y condiciones adversas. Pero, debido a su gran simplicidad fenotípica, su identificación es una tarea ardua. Además, durante el ciclo biológico muchas microalgas adoptan formas reproductoras diversas (morfotipos), lo que hace que se confundan con otras especies y complica su clasificación.

La prospección de lugares singulares e inexplorados puede ofrecer una oportunidad única para descubrir nuevas especies de microalgas que desarrollan características metabólicas inusuales de interés biotecnológico. Un lugar peculiar lo constituyen los vertederos que gestionan los residuos sólidos urbanos. Se trata de ambientes tremendamente hostiles para cualquier ser vivo porque en ellos se desarrollan unas condiciones fisicoquímicas especiales (pH extremos, presencia de metales pesados y otras sustancias tóxicas derivadas de procesos de degradación, etcétera).

Nuestro grupo se propuso estudiar la biodiversidad de microalgas en un vertedero adscrito al concejo asturiano de Serín, así como el efecto que ejercen en ella las especiales condiciones del entorno. Para ello aislamos en cultivos las microalgas procedentes de diferentes charcas que se forman en la superficie del vertedero. Además, analizamos los parámetros fisicoquímicos de esas charcas. Establecimos así una relación entre los órdenes taxonómicos más abundantes con las características fisicoquímicas de cada masa acuática.

Las cepas que hemos identificado incluyen especies con potencial para su aprovechamiento comercial, en campos tan diversos como la biomedicina o la captura de CO2. Hemos descubierto también que la biodiversidad de estos ambientes tan hostiles es muy elevada, y que algunas microalgas corresponden a especies previamente desconocidas.

[El artículo completo (PDF) incluye un reportaje fotográfico de 2 páginas sobre algunas de las microalgas que habitan en las charcas de los vertederos.]

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.