En «Cirugía de acortamiento intestinal para la diabetes de tipo 2» [Investigación y Ciencia, abril de 2018], Francesco Rubino incluye la bilis entre los factores responsables del éxito de dicha cirugía para controlar la diabetes de tipo 2. Sin embargo, son confusos los vínculos entre la vesícula biliar, la bilis y la glucosa. Para aquellos de nosotros a quienes se nos ha extirpado la vesícula biliar, ¿la falta del órgano tiende a aumentar o a disminuir la cantidad de glucosa en sangre?

Bill y Mary Stiles


RESPONDE RUBINO:
A pesar del claro papel de la bilis y de los ácidos biliares (componentes de la bilis que actúan como moléculas de señalización) en la regulación metabólica, no hay pruebas clínicas de que la extirpación de la vesícula biliar produzca efectos sustanciales en la diabetes, ni positivos ni negativos. De hecho, los niveles de glucosa en sangre suelen permanecer casi iguales. Esto no debería sorprendernos, ya que la función principal de la vesícula biliar es almacenar la bilis, no producirla —como hace el hígado—, y la pérdida de dicha función generalmente es compensada por el conducto biliar principal y las demás vías biliares.

La cirugía gastrointestinal puede cambiar las características de la bilis y de los ácidos biliares, los cuales pueden afectar al metabolismo de la glucosa. No en vano, al alterar el sitio y el momento de la mezcla de bilis y nutrientes en el interior del intestino, esta cirugía influye en la interacción entre los ácidos biliares y otros componentes del contenido intestinal, lo que modifica sus propiedades químicas. Por un lado, ello puede influir en la capacidad de los ácidos biliares para interactuar con receptores celulares específicos en el revestimiento intestinal. Pero, además, un cambio en los ácidos biliares puede afectar su reabsorción en los segmentos inferiores del intestino delgado, y de esta manera influir en sus niveles en sangre. A su vez, eso puede cambiar la forma en que estas moléculas señalan a otros tejidos implicados en la regulación metabólica, como los del hígado. Allí los ácidos biliares en circulación actúan como un mecanismo de retroalimentación que modula su propia síntesis. Sin embargo, y como mencionaba en el artículo, el efecto de la cirugía sobre la diabetes probablemente se deba a una combinación de cambios en los mecanismos gastrointestinales, no a los ácidos biliares por sí solos.

 

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.