Misterios del corazón y de la cabeza

Nuevos estudios sobre las ascidias, animales blandos, amorfos y acéfalos, suscitan interrogantes en torno a la evolución de los vertebrados.

[ILBUSCA/ISTOCK]

Desde hace siglos, los escritores han reflexionado sobre si el corazón es la sede de las pasiones, la moralidad y el coraje. La cabeza, en cambio, era el lugar donde se asentaba la fría y dura racionalidad. El poeta estadounidense John Godfrey Saxe escribió sobre tales diferencias, pero concluyó sus versos señalando que la cabeza y el corazón son interdependientes: «Ambos son mejores cuando trabajan unidos. ¿Qué sería el calor sin la luz?». En aquella época, Saxe no podía saber que comparten una profunda conexión biológica.

Durante los últimos quince años, los científicos han descubierto que el desarrollo de ambos está relacionado. Entre otros avances, en 2010 se descubrió que el mismo grupúsculo de células que se divide y diferencia hasta formar el corazón en el embrión de ratón también engendra la musculatura de la garganta y la parte inferior de la cabeza. Algunos componentes básicos de ambos están cortados por el mismo patrón.
Aún más sorprendente resulta el hecho de que la conexión embrionaria entre la cabeza y el corazón precede al origen evolutivo de los vertebrados, es posible que al de la cabeza misma. Tal vínculo se ha descubierto gracias al estudio de las ascidias, animales sésiles que permanecen fijos en el fondo del mar y poseen dos aberturas, una por donde succionan agua y otra por la que la expulsan.

Pertenecientes al grupo de los invertebrados tunicados, las ascidias son los parientes vivos más cercanos de los vertebrados, a pesar de sus múltiples diferencias. Y aunque carecen de una auténtica cabeza, el vínculo evolutivo entre la cabeza y el corazón es sólido en ellas. «La primera vez que lo escuché pensé: “pero ¿qué me estás diciendo?”», comenta esbozando una sonrisa Billie Swalla, bióloga especializada en desarrollo evolutivo de la Universidad de Washington en Seattle.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.