La mente del experto

Estudios sobre los procesos mentales de grandes maestros de ajedrez han revelado indicios de cómo se alcanza la competencia también en otros campos.

Un hombre va recorriendo lentamente el interior de un gran corro de tableros de ajedrez, dedicándole a cada uno un vistazo de dos o tres segundos antes de hacer su jugada. Sentados por el exterior, docenas de aficionados meditan su siguiente movimiento mientras el maestro completa la ronda. Estamos en el año 1909, el hombre es el cubano José Raúl Capablanca y el resultado abruma: 28 tableros, 28 victorias. La exhibición formaba parte de una gira en la que Capablanca ganó 168 partidas seguidas.
¿Cómo podía Capablanca jugar tan deprisa y tan perfectamente? ¿Cuántas jugadas anticipaba en tales condiciones? Se dice que Capablanca respondía: "Sólo veo la jugada siguiente, pero siempre es la correcta".

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.