Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Un cartógrafo cósmico

La Sonda de la anisotropía del fondo de microondas proporcionará a los cosmólogos un retrato más preciso del universo temprano.

Si el programa se cumple, la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA) lanzará de aquí a unos meses el cohete Delta 2 que transportará una nave espacial de 830 kilogramos y 4 metros de alto. A lo largo del trimestre siguiente, la Sonda de la anisotropía del fondo de microondas (MAP) maniobrará hasta instalarse en una órbita alrededor del Sol, a unos 1,5 millones de kilómetros de la órbita terrestre. Comenzará entonces a desarrollar su misión, que durará dos años: observar en todo el cielo la radiación del fondo cósmico de microondas (FCM) con una finura exquisita. Se trata de una radiación emitida hace casi 15.000 millones de años, que no ha interactuado significativamente con nada desde entonces; por consiguiente, el obtener una imagen clara del FCM equivale a dibujar un mapa de la infancia del universo. Con ese mapa en la mano conoceremos la composición, la geometría e historia del cosmos.

La sonda ha de medir la anisotropía del FCM, las variaciones minúsculas de la temperatura de la radiación procedentes de distintas partes del cielo. Estará preparada para detectar diferencias de tan sólo 20 millonésimas de kelvin con respecto a la temperatura promedio de 2,73 kelvin de la radiación. Podrá incluso medir manchas calientes y frías en rangos inferiores a 0,23 grados a lo largo del cielo. Tomará en torno a un millón de medidas. Significa ello que el rastreo de la sonda sobre el FCM será más exhaustivo que los mapas del firmamento producidos, a principios de los noventa, por el Explorador del fondo de microondas (COBE), que estaba limitado a una resolución angular de siete grados.

Otros artículos del informe especial El cosmos extraño

Presentación

    • George Musser
    • Mark Alpert

Ecos de la Gran Explosión

    • Robert R. Caldwell
    • Marc Kamionkowski

El universo y su quintaesencia

    • J. P. Ostriker
    • Paul J. Steinhardt

La energía oscura

    • Pilar Ruiz Lapuente

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.