Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 2002
Farmacología

La proteómica en el horizonte

Avanzado ya el estado de desarrollo de la genómica, la ciencia se apresta a catalogar las proteínas de nuestro organismo y a descubrir su mutua interrelación. El progreso de la proteómica habrá de contribuir a la aparición de fármacos nuevos más eficaces.

El genoma humano pronto saldrá del primer plano. La investigación se concentra ahora en el proteoma, el conjunto de las proteínas elaboradas por las células y los tejidos de nuestro cuerpo. El genoma —información genética completa del organismo— sólo ofrece las recetas para sintetizar proteínas. Estas son los verdaderos ladrillos y la argamasa con que se fabrican las células; asumen, además, la mayor parte del trabajo. Y son las proteínas las que diferencian los diversos tipos de células. Aunque todas las células compartan esencialmente el mismo genoma, pueden tener distintos genes en actividad y, por tanto, elaborar diferentes proteínas; del mismo modo, las células enfermas a menudo sintetizan proteínas que no se encuentran en células sanas, y viceversa.

Se comprende, pues, el nuevo afán por catalogar todas las proteínas humanas y descubrir sus interacciones mutuas. Con ello se pretende diseñar fármacos mejores y con menos efectos secundarios.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.