Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 2002
Informática

Una nueva forma de visión: la realidad complementada

Los informáticos están desarrollando sistemas que pueden ensanchar y enriquecer la visión del mundo.
¿Qué aspecto tendrán dentro de diez años las interfaces de ordenador? No hay dificultad en imaginar, por extrapolación de los sistemas actuales, toda una serie de visualizadores de alta resolución, desde equipos diminutos de mano o de pulsera hasta grandes pantallas integradas en el propio escritorio, en la pared o en el suelo. Serán, sin duda, cosa corriente. No obstante, el autor y otros informáticos están convencidos de que una interfaz de carácter radicalmente nuevo será la que ejerza un efecto más profundo en cómo vamos a desarrollar los futuros ordenadores e interactuar con ellos.
Los sistemas de "realidad complementada" (RC) comprenden dispositivos de visualización computarizados que añaden información virtual a las percepciones sensoriales del usuario. Casi toda la investigación en RC se centra en visualizaciones que se transparentan (see-through): el usuario se coloca, por lo general en la cabeza, un visualizador que superpondrá gráficos o textos a la imagen que el sujeto reciba de cuanto le rodea. (La información virtual puede llegar también a través de otros sentidos, como el oído o el tacto, pero en este artículo nos centraremos en los refuerzos visuales.) Los sistemas de RC han de conocer en todo momento la posición y la orientación de la cabeza del usuario, para que lo superpuesto quede alineado con la imagen del mundo que el sujeto recibe. Merced a este proceso, llamado "registro", los programas gráficos pueden situar una imagen tridimensional de una taza de té, por ejemplo, sobre la de un platillo real, y mantener la taza virtual fija en esa posición mientras el usuario se mueve por la sala. Los sistemas de RC se valen en parte de los mismos equipos utilizados en la investigación de la realidad virtual, pero con una diferencia crucial: la realidad virtual tiene la pretensión de sustituir al mundo real; la complementada se limita a añadirle algo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.