Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Simulación de lesiones cerebrales

Los adultos que sufren ciertas lesiones cerebrales cometen extraños errores de lectura. De un modo muy parecido se comporta una red de neuronas simuladas, enseñada a leer y dañada luego deliberadamente.

En 1944 un joven soldado, al que llamaremos G. R., recibió un balazo en el cerebro, y aunque salvó la vida quedó marcado por una extraña secuela. Podía leer y comprender ciertas palabras con soltura, pero erraba en muchas otras. Así, al leer confundía adjetivos (antiguo) con los sustantivos a los que a veces califican ("jarrón"), e invertía parentescos como "sobrino" por tío.

Esta anormalidad, tan penosa para G. R., fue no obstante de inmenso valor para estudiar los mecanismos cerebrales de la comprensión del lenguaje escrito. Un sistema que convierte correctamente las letras de un texto en sonidos del habla revela muy poco de su estructura interna; por el contrario, cuando ese sistema se altera, la forma peculiar de la disfunción resultante nos puede dar pistas esenciales para conocer la arquitectura que tenía antes de sufrir daño alguno.  

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.