Combatir la malnutrición

No basta en aumentar la producción de alimentos. Son necesarios cambios en todo el sistema alimentario.

© VILLAGEMOON/ISTOCKPHOTO

El estado actual de la nutrición mundial está muy lejos de ser satisfactorio. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas, 795 millones de personas pasan hambre; es decir, no tienen acceso a la comida suficiente para satisfacer los requisitos mínimos diarios de calorías. Dadas las dificultades para determinar esta cifra con exactitud, unido al hecho de que no incluye a quienes cubren el promedio mínimo anual de calorías pero no lo alcanzan en determinados momentos, esa cifra podría ascender a unos 1000 millones. Más difícil aún resulta estimar la cifra de personas que no consume los nutrientes suficientes, pero es probable que se encuentre entre los 2000 y 3000 millones. Las deficiencias de hierro, vitamina A, yodo y zinc son las más prevalentes. Paradójicamente, al menos 2000 millones de personas ingieren calorías en exceso, muchas de las cuales presentan también deficiencias nutricionales. Por malnutrición se suele entender alimentación escasa, pero en realidad significa alimentación de mala calidad.

La persistente negativa a reconocer que una persona malnutrida no es solo la que pasa hambre, sino también la que no consume los suficientes nutrientes y la que ingiere demasiadas calorías dificulta los esfuerzos por abordar el problema de manera integral. Es fundamental aumentar el suministro de alimentos para la gente que pasa hambre. Pero existe también una creciente preocupación por las consecuencias que tiene para la salud el consumo excesivo, en especial en forma de «calorías vacías» provenientes de alimentos que contienen grasas sólidas o azúcares añadidos pero poco o ningún nutriente. Casi todos los países del mundo afrontan el grave problema de que su población consume escasos alimentos nutritivos o demasiados alimentos hipercalóricos. Alrededor de la mitad de los habitantes del mundo encaja en una de estas dos categorías.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.