Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 1991
Informática

Informática de redes para nuestra década

Los computadores, que empezaron siendo máquinas incómodas, servidas por una elite de técnicos, evolucionaron hasta convertirse en útiles accesibles y manejables. La próxima generación colaborará activamente con el usuario.

En la película del año setenta Coloso: el proyecto Forbin, un computador llegaba a dominar el mundo desde las cavernas de una montaña hueca, en donde armarios de luces destellantes, preñados de cintas magnéticas, eran atendidos por un ejército de programadores en bata blanca.

El estereotipo cambió entre 1977 y 1982, con la entrada, en la casa y la oficina, del ordenador personal. La nueva realidad quedó reflejada poco después en el cine: Wall Street, película de 1987, presentaba ahora una máquina cuyo tamaño se había achicado hasta descansar en una mesa y, en vez de luces y cintas, tenía un tubo de rayos catódicos, un teclado y un. ratón (es decir, una bola deslizante que manipula un puntero en la pantalla). Había desaparecido la cohorte de programadores, sustituida por un solo usuario -en este caso, un banquero inversor- para quien el computador era una herramienta, no una vocación.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.