THOMAS FUCHS

Los biólogos creen desde hace tiempo que las pequeñas alimañas heredarán la Tierra cuando los grandes mamíferos como los elefantes y las gacelas desaparezcan. Pero a medida que se multipliquen —­pensemos en los roedores—, también lo hará el número de pulgas transmisoras de enfermedades. Ahora contamos con la confirmación experimental de esa situación hipotética, preocupante porque podría aumentar la transmisión de enfermedades de los animales al hombre.

La investigación comenzó hace veinte años, cuando biólogos del Centro de Investigación de Mpala en Kenia emprendieron un experimento a gran escala para conocer la importancia de la diversidad. Dividieron la superficie del centro en parcelas de 4 hectáreas y modificaron la fauna residente en ellas: en algunas trasladaron a todos los grandes mamíferos, como las jirafas y las cebras, dejando solo los menores de 15 kilogramos. Con el paso de los años, mantuvieron un registro de las especies que poblaban cada parcela de sabana.

Con esos registros, Hillary S. Young, ecóloga de la Universidad de California en Santa Bárbara, comparó la abundancia de roedores en las parcelas deshabitadas por grandes mamíferos y en las de libre acceso. El equipo de Young descubrió que los parajes sin megafauna albergaban el doble de roedores que las zonas sin restricciones de acceso. Los resultados aparecieron en el número de mayo de Proceedings of the National Academy of Sciences USA.

De las 11 especies de mamíferos que poblaban los terrenos sin megafauna, el ratón con abazones de Mearns era la más numerosa, con el 75 por ciento del número total. Como era de prever, las posibilidades de hallar una pulga portadora de la bacteria Bartonella también se doblaron. Bartonella infecta a los mamíferos y al hombre, y puede causar graves daños orgánicos.

Young advierte que los cambios en las comunidades faunísticas repercuten notablemente en el riesgo de transmisión de enfermedades. Y añade que los resultados son extrapolables a cualquier lugar, no solo a la sabana africana. Si la gente es consciente de que la conservación de la fauna ayuda a conservar la propia salud, tal vez no tolere tanto la pérdida de biodiversidad.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.