Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Febrero 1996Nº 233

Meteorología

Penetración del agujero de ozono en Sudamérica

Las mediciones de la columna de ozono, realizadas a través de una red de detectores en tierra, indican que el agujero de ozono formado en la Antártida ha penetrado en el sur de Argentina y Chile.
y otros
Menear
El deterioro de la capa de ozono es hoy día uno de los más serios problemas ambientales con que se enfrenta nuestro planeta. Localizada en la estratosfera, la capa de ozono actúa a la manera de un potente filtro que deja pasar sólo una pequeña parte de la radiación ultravioleta que nos viene del Sol denominada B; esta zona del espectro se extiende desde los 290 nanómetros hasta 310 nanómetros. Dicha radiación, si su intensidad y el tiempo de exposición a la misma son elevados, produce eritemas, conjuntivitis y deterioro del sistema de defensas en los seres humanos, limita el crecimiento de las plantas y daña el fitoplancton, con las consecuencias que de ello se derivan para el normal desarrollo de la fauna marina.
Los primeros datos sobre el deterioro de la capa de ozono se remontan al año 1982, cuando se publicaron los valores sobre la columna de ozono obtenidos por la estación japonesa de Syowa en la Antártida. Los niveles de la columna de ozono, registrados desde el año 1964, indicaban que a partir del año 1975 ésta presentaba un debilitamiento evidente. Más tarde, otras estaciones ubicadas también en el continente antártico darían a conocer resultados similares. Todas coincidían en que el deterioro comenzó en la década de los setenta. El daño de la capa registrado en la Antártida aparecía en todas las estaciones al comienzo de la primavera austral y mostraba por aquellas fechas una corta duración y un rápido restablecimiento.

Puede conseguir el artículo en: