Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Febrero de 2018
Historia de la ciencia

Hace 50, 100 y 150 años

Recopilación de noticias publicadas en Scientific American.
Por Daniel C. Schlenoff

En 1918, los observadores franceses que buscaban submarinos enemigos debían ser ágiles como equilibristas para poder trepar hasta la cesta de los globos cometa. [SCIENTIFIC AMERICAN, VOL. CXVIII, N.o 6, 9 de febrero de 1918]

1968
Economía nuclear
«La energía nuclear, como el niño de los vecinos, parece haber crecido de la noche a la mañana. Que ha llegado a la mayoría de edad es incontrovertible. Durante sus dos años de servicio ha respondido de casi la mitad de la nueva capacidad de generación de energía demandada por las compañías de electricidad estadounidenses. Resulta también indiscutible que alcanzó rápido la madurez. La primera central de gran tamaño (una instalación de 428.000 kilovatios en San Onofre, California) no recibió el permiso de construcción hasta febrero de 1964, y los anuncios de proyectos de energía nuclear comercial no empezaron a cobrar impulso hasta el otoño de 1965; pero ya en el verano de 1966 se había puesto a la altura de la energía fósil en el mercado eléctrico. No es arriesgado afirmar que nadie, ni el más optimista de los fabricantes de reactores, esperaba una tan rápida y resuelta penetración en el mercado».

 

1918
Exportación de automóviles
«EE.UU. es hoy el mercado mundial de coches y camiones motorizados. Un agente de la Oficina de Comercio Exterior e Interior informa que en Japón predomina una próspera situación para el negocio, pues allá las ventas son más altas que nunca, especialmente las de coches grandes. En ese país existen hoy unos 2400 automóviles, 600 de los cuales se importaron durante los primeros nueve meses del año pasado, frente a 216 durante todo 1916. En Japón las carreteras son estrechas y los puentes poco resistentes, pero el Gobierno está invirtiendo dos millones de dólares en la carretera de Tokio a Yokohama, y ha ordenado a las provincias que mejoren sus carreteras y puentes.»

Tacones altos
«Por desgracia, la moda que promueve unos tacones cada vez más altos es tan poco higiénica como antiestética. Con una cámara cinematográfica, el doctor Édouard Quénu ha logrado analizar el poco natural modo de andar que producen unos tacones de siete centímetros o más de alto. En la película vemos pasar a la colaboradora del experimento dando unos pasos cortos, bruscos, moviendo los pies por el aire y posándolos

y separándolos del suelo con gran rigidez, sin cambiar la posición relativa de tacón y puntera, lo que tiene por efecto un atiesado y torpe deslizarse, más que un caminar. Se trata del espasmódico movimiento de un muñeco automático, no el andar flexible digno de un ser humano vigoroso.»

Globos para la guerra
«La Armada francesa está empleando globos cometa con el propósito de localizar a los submarinos alemanes que acechan frente a la costa o en los accesos a puertos importantes. La vida en el mar de un observador en globo está llena de emociones fuertes, especialmente en los momentos en que trepa hacia un globo que se balancea encima del buque de arrastre [véase la ilustración]. De tales observadores se dice que algunas de sus actuaciones en ese punto podrían equipararse perfectamente a las de un funámbulo diestro.»

 

1868
Una discusión explosiva
«Se ha realizado una investigación sobre la última catástrofe con nitroglicerina, una explosión en Newcastle, en Inglaterra. El inventor del “aceite para voladuras”, el señor Alfred Nobel, de Hamburgo, al escribir al Times de Londres acerca de ese accidente, se queja amargamente de que la introducción del valioso explosivo haya sido rechazado sistemáticamente a causa de los percances provocados por groseros descuidos. Parece que la explosión de Newcastle se debió a la flagrante violación de las instrucciones impresas. Las latas que contenían la nitroglicerina fueron abiertas a palazos y luego arrojadas a un agujero una sobre otra. La explosión tuvo lugar por culpa de la consiguiente sacudida.»
 

Un hogar estricto
«La New England Farmer, publicada en Boston, ofrece cada semana unas sugerencias muy sensatas para la vida y el buen gobierno familiar: “¡No teman, buenas gentes, a divertirse un poco en casa! No cierren sus hogares por miedo a que el sol les destiña las alfombras y los corazones; por miedo a que una risa cordial haga caer esas rancias telarañas. Cuando al hogar se lo considera solo un lugar donde comer, beber y dormir, se allana el camino que desemboca en las casas de juego y en una perdición irreversible. Los jóvenes deben tener un sitio donde divertirse y relajarse; si no lo hallan en sus propias casas, lo buscarán por otros lugares menos provechosos.”»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.