Base molecular de la comunicación intercelular

La comunicación hormonal de largo alcance y la de corto alcance entre neuronas se establece a través de intermediarios químicos. Aunque son sistemas que difieren por el grado de esta relación, hay moléculas mensajeras comunes.

La ameba, organismo unicelular, es capaz de realizar todas las funciones necesarias para mantener la vida. La célula asimila los nutrientes del medio, se mueve y lleva a cabo las reacciones metabólicas para adquirir energía y sintetizar nuevas moléculas. En los organismos pluricelulares la situación es mucho más compleja. Las diversas funciones se distribuyen entre distintas poblaciones de células, tejidos y órganos. Para coordinar todas estas funciones tan diversas deben existir mecanismos mediante los cuales las células individuales o grupos de éstas puedan comunicarse entre sí.

En la mayoría de los organismos superiores existen dos métodos fundamentales de comunicación intercelular: un sistema fundado en las hormonas y otro basado en las neuronas o células nerviosas. En ambos sistemas las células «hablan» entre sí a través de mensajeros químicos. La diferencia fundamental entre ambos sistemas es el nivel de relación que se establece, según sea ésta más o menos directa. Una neurona envía mensajes discontinuos a un grupo específico de células efectoras («target cells»): células musculares, células glandulares y otras neuronas. Para enviar su mensaje, la neurona libera una sustancia química, un neurotransmisor, y lo dirige a la célula efectora. La comunicación entre una y otra célula se produce en sitios específicos que reciben el nombre de sinapsis. Las moléculas del neurotransmisor se unen a receptores (generalmente moléculas proteicas) situados en la superficie de la célula efectora y provocan así cambios químicos en la membrana celular y en el interior de la misma célula.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.