Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2019
Física teórica

La armonía en las leyes de la naturaleza

El premio nóbel Frank Wilczek reflexiona en esta entrevista sobre la estética de las leyes naturales y sobre las principales incógnitas a las que se enfrenta la física fundamental en el siglo XXI.

Frank Wilczek ha destacado por sus trabajos sobre las propiedades cuánticas de la materia. En 2012 predijo un nuevo tipo de sistemas físicos a los que bautizó como «cristales temporales». Su existencia fue demostrada experimentalmente en 2017. [NIKLAS BJÖRLING, UNIVERSIDAD DE ESTOCOLMO]

En síntesis

En los años setenta Frank Wilczek contribuyó a esclarecer la estructura matemática de las interacciones fuertes. Aquel trabajo, por el que más tarde obtendría el premio Nobel, resultó clave para apuntalar el modelo estándar de la física de partículas.

Además de por otros resultados de primer orden en física de partículas, especialmente en cromodinámica cuántica, Wilczek ha destacado por sus aportaciones a la física del estado sólido y al estudio de las fases cuánticas de la materia.

En esta entrevista el investigador habla sobre la estructura última de las leyes físicas y sobre algunas prometedoras líneas de investigación futuras, como la búsqueda de materia oscura o las posibilidades de la computación cuántica.

Frank Wilczek, catedrático del Instituto de Tecnología de Massachusetts, nació en Nueva York en 1951. Cuando contaba 22 años de edad demostró junto con su director de tesis, David Gross, que la interacción nuclear fuerte es «asintóticamente libre»: una propiedad clave que implica que, cuando dos quarks se hallan muy próximos entre sí, apenas interaccionan uno con otro. Aquel trabajo fue uno de los grandes logros conceptuales que ayudaron a apuntalar el modelo estándar de la física de partículas, la teoría moderna que describe todas las partículas elementales conocidas. Por esa razón, en 2004 Wilczek recibió el premio Nobel de física junto con Gross y David Politzer, del Instituto de Tecnología de California. Ampliamente reconocido como uno de los físicos teóricos más influyentes de las últimas décadas, Wilczek ha destacado por la originalidad de sus investigaciones en física de partículas y física de la materia condensada. En esta entrevista desgrana algunos aspectos del estado actual de ambas disciplinas, considera los retos a los que deben hacer frente y reflexiona sobre el papel de la simetría en las leyes de la naturaleza.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.