Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Memes matemáticos en Internet

El término meme, concebido para designar una unidad teórica de transmisión cultural, se aplica hoy a un tipo de creaciones que triunfan en las redes sociales. Combinan humor, ingenio y, muy a menudo, también rigor.

Un carro con ruedas radiadas
no solo lleva grano u otras mercancías
de un lugar a otro; lleva la brillante
idea de un carro con ruedas radiadas
de una mente a otra.

(Daniel Dennett,
La conciencia explicada, 1995)

 

En 1976, mucho antes del advenimiento de Internet, el biólogo evolutivo Richard Dawkins acuñó el término meme para definir una unidad de cultura humana: una unidad mínima de información que se transmite de persona a persona; que puede cambiar, pero manteniendo al mismo tiempo su identidad, como ocurre con un eslogan publicitario o con una melodía pegadiza. Dawkins proponía que la evolución cultural era totalmente análoga a la biológica. Y aunque esto ya lo habían apuntado teóricos anteriores, el concepto de meme abría la posibilidad de otorgar un enfoque matemático a los procesos de evolución cultural.

Matti Á/CC BY-SA 2.0 (creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/deed.en). MODIFICADO POR <em>INVESTIGACIÓN Y CIENCIA</em>

El neologismo meme fue creado por Dawkins por su semejanza fonética en inglés con la palabra gene. Al igual que nuestro genoma está formado por genes, los cuales se transmiten de una generación a otra, la información cultural se transmite de cerebro a cerebro. Los memes serían las unidades simples de información, como una idea o una habilidad, que, como apunta mi admirado filósofo Jordi Cortés, presenta «las características propias de todo proceso evolutivo: fecundidad (algunas ideas son especialmente efectivas, como la idea de Dios, por ejemplo), longevidad (muchas de ellas persisten durante mucho tiempo: la monogamia o la fe, por ejemplo) y fidelidad en la replicación (carácter conservador de las tradiciones y de muchas creencias y supuestos, especialmente las transmitidas verticalmente: de padres a hijos o de maestros a alumnos). A su vez, se dan en un amplio campo de variación, se replican a sí mismas por mecanismos de imitación y transmisión de cerebro a cerebro, y engendran un amplio abanico de copias que subsisten en diversos medios».

 

Memes de Internet

Si hoy preguntamos a cualquier persona qué es un meme, probablemente nos dirá que se trata de una imagen o un vídeo viral, generalmente no exento de humor, que se comparte en las redes sociales. ¿Recuerdan Ooga-chaka baby, un GIF animado de un bebé bailando? Apareció en 1996 y muchos lo asociamos a la serie de televisión Ally McBeal. Fue uno de los primeros vídeos virales de Internet y hoy se considera uno de los memes de Internet más antiguos.

Los memes circulan masivamente por las redes desde el nacimiento de la Web 2.0 a comienzos de siglo. Gracias a su naturaleza digital se han convertido en ratones de laboratorio ideales para estudiar la evolución cultural. Su parecido con los virus informáticos y las epidemias los ha convertido desde sus inicios en preciados objetos de estudio para matemáticos y físicos de sistemas complejos interesados en las formas masivas de propagación cultural. En concreto, sus características permiten investigar qué los hace virales o por qué mueren, preguntas de sumo interés para la mercadotecnia.

Mientras que el humor se ha mantenido como un rasgo constante a lo largo de su evolución, los temas y los estilos de los memes en Internet han cambiado a lo largo de los años, desde simples imágenes divertidas hasta punzantes sátiras y opiniones políticas o filosóficas. La adicción por estos tropos visuales, que suelen combinar texto e imagen, acabó afectando también a grupos especializados de todo tipo, quienes comenzaron a usarlos para transmitir un conocimiento más específico y técnico. Y, por supuesto, entre los temas elegidos no podían faltar las matemáticas. Lo que sigue no es más que una pequeña muestra comentada de la variedad e ingenio de muchos de los memes matemáticos que circulan por las redes. Con esta columna solo trato de ponerlos en valor y hacerles sonreír un rato. Espero que los disfruten.


PARA SABER MÁS

El gen egoísta: Las bases biológicas de nuestra conducta. Richard Dawkins. Salvat, 1993.
¿Qué son los memes? Introducción general a la teoría de memes. Jordi Cortés Morató, 1997. Disponible en www.pensament.cat/memes.htm
El meme eléctrico. Robert Aunger. Paidós, 2003.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.