Biología molecular del virus del SIDA

HIV presenta una gran complejidad genética. Diversos genes reguladores le permiten mantenerse en latencia o replicarse con distintos ritmos. Bajo ese intrincado control podrían subyacer aspectos clave de la enfermedad.

La infección por el virus del SIDA transcurre en varias etapas. En la primera, el virus (el virus de la inmunodeficiencia humana, o HIV) suele replicarse prolijamente y aparecen partículas víricas libres en los fluidos que envuelven el cerebro y la médula espinal, así como en el torrente sanguíneo. Fiebre, salpullidos, síntomas parecidos a los del estado gripal y a veces molestias neurológicas pueden acompañar la primera andanada de la replicación del HIV. A continuación, y en unas pocas semanas, la cantidad de virus del sistema circulatorio y el líquido cerebroespinal disminuye considerablemente y desaparecen los síntomas iniciales. No obstante, el virus sigue presente, y no sólo se detecta en los linfocitos T4, la subclase de células del sistema inmunitario que inicialmente se consideraron objetivos únicos del ataque, sino también en otras clases de células inmunitarias, en células del sistema nervioso y del intestino y probablemente en algunas células de la médula ósea. De dos a diez años después del principio de ese período asintomático, se reanuda la replicación del agente y la infección entra en su fase final.

Subyacen a esa evolución variable unas interacciones complejas entre el HIV y sus células hospedadoras. El virus se comporta de forma diferente en función de la clase de la célula hospedadora y del nivel de actividad de ésta. En las células T puede permanecer en estado latente indefinidamente, inseparable de la célula y a resguardo del sistema inmunitario de la víctima; cuando se estimulan las células, el virus puede destruirlas liberando nuevas partículas. En otras células, piénsese en los macrófagos del sistema inmunitario o en sus precursores, los monocitos, el virus crece lenta pero continuamente, respetando la integridad de la célula, aunque alterando probablemente sus funciones.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.