Epidemiología internacional del SIDA

Los informes recogidos por la Organización Mundial de la Salud cifran en cinco millones las personas infectadas por el virus del SIDA. En los próximos cinco años habrá otro millón más.

Desde que se denunció en 1981 la pandemia de SIDA, la magnitud potencial de la misma se ha recibido con cierto escepticismo e indiferencia. Aunque la epidemia se encuentra todavía en sus primeras etapas y sus dimensiones finales son difíciles de juzgar, no cabe dudar de la amenaza sin precedentes que el SIDA constituye para la salud mundial. Los datos que poseemos sobre la enfermedad hablan de más de 250.000 casos registrados, revelan que en todo el mundo hay de cinco a diez millones de individuos infectados por el virus del SIDA y anuncian la aparición de cerca de un millón de nuevos casos en el transcurso de los próximos cinco años. En resumen, parece que la situación global empeorará seriamente antes de que pueda controlarse.

Tan grave pronóstico se basa en los numerosos estudios epidemiológicos que han permitido establecer las pautas actuales de distribución del virus responsable de la inmunodeficiencia humana (HIV), causante del SIDA, y sus diversas formas de transmisión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) a través del programa mundial de lucha contra el SIDA, coordina los controles y registros mundiales del SIDA, gracias a los cuales se ha definido su esquema global de distribución. Las oficinas regionales de la OMS y los ministerios de sanidad de cada país se encargan de enviar sus comunicados a Ginebra. La precisión y el rigor de estos comunicados varía según la zona en cuestión. En los Estados Unidos, por ejemplo, estudios realizados por el Centro de Atlanta para el Control de Enfermedades indican que, del total de casos diagnosticados, se declaran como tales entre un 80 y un 90 por ciento. Parece ser que, en la mayoría de los países desarrollados, un porcentaje elevado de los casos diagnosticados sí se comunican a las autoridades sanitarias. Sin embargo, la mayoría de los casos de SIDA ocurridos en países en vías de desarrollo no han sido informados a la OMS, por falta de reconocimiento y diagnosis, sobre todo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.