Evaluación de la eficacia de los fármacos

A la hora de valorar un medicamento debemos considerar no sólo la actividad farmacológica, sino también la eficacia clínica y epidemiológica, así como la relación coste-beneficio.
Se considera eficaz un tratamiento cuando prolonga la vida de los pacientes o mejora la calidad de la misma. Debe garantizarse un tratamiento eficaz a todos los que sufren enfermedades graves. Para alcanzar este objetivo, el servicio público de sanidad debe escoger entre los tratamientos disponibles para conseguir un beneficio clínico al menor coste. No hay otra forma de organizar los recursos para garantizar asistencia y tratamiento eficaz a otros pacientes.
Nos proponemos aquí ofrecer un procedimiento metodológico que orien­te en el juicio sobre la eficacia de los medicamentos (instrumentos que demuestran y miden un beneficio clínico) y en la elección que ella deter­mine (criterios que establezcan la idoneidad de un tratamiento eficaz extendido a toda la población, en perjuicio de otras posibles medidas con una relación coste-beneficio más alta).

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.