Las trampas del pensamiento impulsivo

Las personas que sacan conclusiones precipitadas son más propensas a creer en teorías conspirativas, confían demasiado en sí mismas y cometen otros errores de razonamiento.

[Islenia Milien]

En síntesis

Las personas impulsivas en sus decisiones pecan de exceso de confianza y no suelen ser tan acertadas como las más reflexivas.

En el cerebro parece existir un sistema derazonamiento más intuitivo y rápido, al cual secontrapone otro sistema más analítico y meditado.

La impulsividad cognitiva caracteriza algunos trastornos mentales, como la  Esquizofrenia.

Cuánto tiempo dedica a indagar antes de tomar una decisión importante? Para muchos de nosotros la respuesta parece ser «casi nada». Antes de comprar un coche, por ejemplo, la mayoría de la gente va como máximo dos veces al concesionario. Y según un análisis publicado en Health Services Research, a la hora de elegir médico, muchas personas se limitan a seguir las recomendaciones de amigos y familiares en lugar de consultar a profesionales de la salud o fuentes externas, como sitios web especializados o artículos sobre buenos profesionales.

Y no es precisamente porque estemos reservando nuestros recursos mentales para decisiones de más calado. Uno de cada cinco estadounidenses dedica más tiempo a planear las vacaciones que a su futuro financiero. Algunas personas repasan cada detalle de manera minuciosa antes de tomar cualquier decisión, y desde luego es posible dar demasiadas vueltas a las cosas, pero bastante gente saca enseguida conclusiones precipitadas. A ese proceso de razonamiento los profesionales de la psicología lo llaman sesgo cognitivo: la tendencia a cometer un error mental específico. En este caso, el error consiste en tomar una decisión basándose en pruebas objetivas casi inexistentes.

En nuestras investigaciones hemos averiguado que, por lo general, los juicios apresurados son solo un elemento más de patrones más amplios de la conducta y del pensamiento proclives al error. Y estos patrones tienen un precio. Las personas que sacan conclusiones precipitadas en su razonamiento suelen apostar por opciones con menos probabilidades de éxito en detrimento de otras más ventajosas.

Con el fin de estudiar esa forma de actuar, hemos analizado los patrones de toma de decisiones de más de 600 personas de la población general. Como gran parte de la investigación sobre este tipo de sesgo proviene de los estudios sobre la esquizofrenia (la impulsividad en la toma de decisiones es habitual en las personas con ese trastorno), empleamos un juego intelectual que suele utilizarse en esta área de investigación.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.