Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 2000
Cosmología

Nuevas dimensiones para otros universos

El universo visible podría extenderse en una membrana flotante por un espacio con dimensiones supernumerarias. Estas unificarían las fuerzas de la naturaleza y podrían contener universos paralelos.

Edwin A. Abbott contaba en Planilandia: Una historia en muchas dimensiones, de 1884, las aventuras de "A. Cuadrado", que vivía en un mundo bidimensional poblado de triángulos, cuadrados, pentágonos y demás figuras geométricas animadas. Hacia el final del relato, el primer día del año 2000, una criatura esférica de la tridimensional "Espaciolandia" atraviesa Planilandia y saca a Cuadrado de su dominio planar y le enseña la verdadera naturaleza tridimensional de un mundo mayor. Cuando consigue entender lo que la esfera le está mostrando, Cuadrado conjetura que quizás Espaciolandia sea a su vez un pequeño subespacio de un universo tetradimensional aún mayor.

Los físicos llevan ya dos años examinando en serio una idea muy parecida: que todo lo que vemos en nuestro universo está encerrado en una "membrana" tridimensional tendida en un dominio dotado de más dimensiones. Pero al revés que Cuadrado, que comprendió gracias a una intervención divina procedente de Espaciolandia, es posible que los físicos estén pronto en condiciones de detectar y verificar la existencia de dimensiones supernumerarias de la realidad que podrían medir hasta un milímetro. Ya se están preparando experimentos que buscan los efectos de tales dimensiones adicionales en la fuerza de la gravedad. Si la teoría es correcta, los experimentos con partículas de altas energías que pronto se realizarán en Europa verán procesos insólitos relacionados con la gravedad cuántica; por ejemplo, la creación de microagujeros negros transitorios. La teoría no es una historia fantástica; se basa en avances recientes de la teoría de cuerdas y resolvería ciertos problemas que aquejan a la física de partículas y a la cosmología desde hace mucho.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.