Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 1979
Lingüística

La conquista de Europa occidental por las lenguas indoeuropeas

Las grandes lenguas o familias de lenguas de Occidente, así el celta o el germánico, se extienden relativamente tarde hasta las orillas del Atlántico. El vasco es el único sobreviviente del mundo lingüístico anterior.

Para mis investigaciones de lingüística comparada tuvo una significación decisiva el trabajo del celtista J. Pokorny. En un artículo del año 1940, publicado en Irlanda y dedicado a interpretar el nombre de la isla, se empezaba diciendo que Hispania, la Península Ibérica, era una clave para rastrear los pueblos primitivos de la más remota Europa occidental. Y esto por dos razones: la primera, que en sus exploraciones los pueblos de alta cultura de la antigüedad recorrieron antes las costas de Hispania que las de los países atlánticos, y por eso las noticias que podemos leer en las fuentes griegas y romanas son más antiguas y copiosas; la importancia geográfica del estrecho de Gibraltar y las riquezas minerales de la Península atrajeron a pueblos navegantes prehistóricos, y la historia nos habla de la presencia muy temprana de fenicios y griegos. La segunda razón es que, como la Pe­nínsula es el extremo sudoccidental, las migraciones procedentes del centro y norte de Europa debieron de llegar menos numerosas y con menos superposiciones, es decir, cabe esperar que más fáciles de analizar en sus restos arqueológicos y lingüísticos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.