Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Febrero de 1989
Historia de la técnica

Ingenieros de canales del Perú preinca

Los ingenieros de Chimor construían canales para transportar agua de los ríos a los campos situados a unos 70 kilómetros de distancia. Tenaces e implacables fuerzas geológicas se encargaron de destruirlos.

Hacer fluir el agua hacia abajo podría parecer la cosa más fácil del mundo. Pero cuando el caudal lo lleva un río situado a 40 kilómetros de los campos de riego, se convierte en una tarea difícil. Este es esencialmente el problema con el que se enfrentaban los antiguos ingenieros del reino de Chimor, una sociedad que dominó la costa norte de Perú desde el año 1000 d. C., aproximadamente, hasta su conquista por los incas. Chimor era una "sociedad hidráulica": en el árido paisaje de las estribaciones costeras andinas, los chimu dependían por entero del riego para producir el alimento necesario para el mantenimiento de su pueblo. Así se convirtieron en expertos ingenieros hidráulicos, capaces de diseñar con gran precisión trazados para canales y de construirlos con eficacia digna de admiración.

Según parece, los chimu necesitaban todos los conocimientos técnicos a su alcance, porque su entorno se transformaba de modo amenazador para los canales. Debido a la tectónica de placas y a los espasmódicos movimientos sísmicos de la costa sudamericana, los ríos que bajan de los Andes modifican continuamente su lecho en un paisaje en transformación. Para los chimu, el resultado final era que el caudal de la red de canales decrecía incesantemente, a medida que el río abastecedor atrincheraba y enarenaba las bocas de los canales. La situación se complicaba con las lluvias ruinosas que se desencadenaban con las alteraciones térmicas de El Niño y las corrientes oceánicas. Los ingenieros chimu, sin embargo, hacían frente a la situación. Durante cientos de años modificaron sus canales, innovando y adaptando nuevos proyectos estratégicos para mantenerse al mismo ritmo que el entorno físico. Sus logros han sido recientemente descubiertos en la primera excavación de vasto alcance en los canales de la región.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.