Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Enero de 2002
Antropología

La evolución del parto humano

Durante millones de años, el parto de los humanos y sus antecesores ha estado rodeado de dificultades. La costumbre de buscar asistencia en el alumbramiento hunde sus raíces en un pasado remoto.

Dar a luz en la copa de los árboles no es muy habitual en los humanos, pero eso fue exactamente lo que Sophia Pedro se vio obligada a hacer durante las inundaciones que asolaron el sur de Mozambique en marzo del año 2000. Sophia permaneció cuatro días subida a un árbol para salvarse de las inundaciones que mataron a más de 700 personas en la región. El día después del parto, las televisiones y periódicos de todo el mundo mostraron las imágenes de la madre y su hijo recién nacido durante un dramático rescate con helicóptero.

Aunque insólito en los humanos, el parto en la copa de los árboles no constituye ninguna rareza en otras especies de primates. Durante millones de años éstos se han retirado a las copas de los árboles para parir. Los humanos somos la única especie de primates que habitualmente busca ayuda durante el parto. ¿Cuándo y por qué nuestros antepasados abandonaron el parto solitario y sin asistencia? La respuesta se encuentra en las dificultades y riesgos que conlleva el alumbramiento.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.