Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 1988
Geología

Inversiones magnéticas y dinamo terrestre

¿Camina la Tierra hacia una inversión de su campo magnético? Las rocas imanadas por antiguos campos magnéticos ofrecen indicios sobre el mecanismo de inversión subyacente en el núcleo terrestre.

Desde hace más de un siglo, los geofísicos vienen observando un constante y significativo debilitamiento de la intensidad del campo magnético terrestre. Si esta tendencia continuase al ritmo actual, el campo se anularía en tan sólo unos 1500 años. La mayoría de los investigadores se inclina a pensar que la disminución es sólo un aspecto más de la variabilidad inherente al campo, y que éste recuperará su intensidad. Aun así, no se puede descartar la posibilidad de que el debilitamiento presagie un fenómeno que ya ha ocurrido varias veces a lo largo de los tiempos geológicos: la inversión del campo geomagnético.

¿Cuál de estos dos supuestos es el correcto? La respuesta yace escondida a 3000 kilómetros bajo la superficie de la Tierra, en el interior del núcleo externo, masa de metal fundido que gira lentamente aprisionada entre el manto de la Tierra y el núcleo interior sólido. Goza hoy de amplia aceptación la idea según la cual el movimiento de electrones libres en el núcleo externo en convección engendra el campo magnético terrestre. Esta teoría supone que el núcleo se comporta como una dinamo permanente, un dispositivo que convierte energía mecánica en energía magnética. En la dinamo terrestre, la rotación del planeta, junto con los efectos gravitatorios y termodinámicos en el núcleo y a su alrededor, son los causantes de los movimientos del fluido que producen el campo magnético [véase "Origen del campo magnético terrestre", por Charles R. Carrigan y David Gubbins; INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, abril de 1979].

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.