Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 1986
Astronomía

Estructura de la cola de los cometas

Las colas de plasma se forman y se separan de los cometas en respuesta al viento solar y a su campo magnético. La observación de los cometas Giacobini-Zinner y Halley puede ayudar a aclarar tales fenómenos.

Los años 1985 y 1986 serán considerados algún día como la edad de oro de la astronomía cometaria. Nadie duda, además, de que si se nos hubiera dejado escoger dos años en los que dedicarnos con ahínco a nuestra especialidad astronómica, la elección habría optado decididamente por ese bienio. Dos cometas importantes, Giacobini-Zinner y Halley, se han acercado en su órbita alrededor del Sol hasta entrar en el campo de observación. Giacobini-Zinner ha suministrado ya una gran riqueza de información, merced a su condición de ser el primer cometa en recibir la visita de un vehículo espacial; y, por lo que respecta a Halley, los astrónomos han desplegado un conjunto sin precedentes de recursos para examinarlo. Se están recogiendo datos en observatorios de la Tierra, por vehículos espaciales en órbita alrededor de ella, por vehículos lanzados al espacio y en órbita alrededor de otros planetas y por seis naves que se acercarán o penetrarán en la atmósfera del cometa.

Por una afortunada coincidencia, Giacobini-Zinner y Halley —que se encuentran entre los pocos cometas periódicos dotados de brillo suficiente y que, al mismo tiempo, tienen casi completo su conjunto de características cometarias— han quedado sometidos a investigación minuciosa virtualmente al mismo tiempo. Los astrónomos compararán descubrimientos obtenidos, mediante técnicas de observación semejantes, en dos cometas que difieren bastante. Los impresionantes esfuerzos puestos en juego para estudiar Giacobini-Zinner y Halley prometen aportar pruebas directas de las teorías acerca del origen, composición y dinámica de los cometas y sus colas. Se espera también que susciten nuevos interrogantes.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.