Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

SCIENTIFIC AMERICAN SUPLEMENT, VOL. LXXVI, N.o 1973, 25 de octubre de 1913.

Octubre 1963
Los zulús y la presión sanguínea

«Un estudio sobre la hipertensión entre los zulúes realizado en la Unión Surafricana por Norman A. Scotch, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Harvard, informa que la hipertensión, o presión alta en la sangre, se halla más extendida entre los zulús urbanos que entre los de las "reservas" rurales. Scotch lo atribuyó primero al mayor estrés que produce la agitada y variada vida en el lugar, donde la predecible ansiedad asociada a la vida urbana y la destribalización se ve agravada por el apartheid, la rigurosa política surafricana de segregación racial. Sin embargo, Scotch cree que la urbanización tal vez no conlleve en sí misma estrés. "No se trata solo del efecto del cambio, sino de que este origine prosperidad o fracaso". Los individuos más propensos a la hipertensión eran "los que conservaban las prácticas culturales tradicionales y no se adaptaban bien a las exigencias de la vida urbana".»

Octubre 1913
Gasolina para los automovilistas

«Ante las evidentes ventajas de las máquinas expendedoras automáticas, una empresa de Michigan ha sacado al mercado una que vende gasolina para los automovilistas. A quien necesite combustible le basta con introducir una pieza de cincuenta centavos en la ranura, situar el extremo de la manguera flexible en su depósito de gasolina y accionar la manivela. La máquina expende 760 litros de combustible a la semana. No solo funciona sin otro cuidado que el preciso para reponer gasolina en su depósito, sino que puede servir el producto durante las veinticuatro horas y todo conductor que conozca su ubicación no tendrá que despertar a un soñoliento dependiente en mitad de la noche.»

 

Adelantos de la aviación

«El encuentro de aviación en Reims organizado por el Aero Club de Francia se celebró en el Aeródromo de Champagne. En la competición participaron siete marcas: Breguet, Caudron y Goupey (biplanos); y Deperdussin, Morane-Saulnier, Nieuport y Ponnier (monoplanos). Son sufientemente representativas para ofrecer una idea del estado de perfección alcanzado por la ejecutoria de la aviación francesa. El ganador de la Copa Internacional de Aviación, también conocida como Copa Gordon-Bennett, fue Maurice Prévost, que completó 200 kilómetros a una velocidad de 200,803 kilómetros por hora. El aeroplano es un Deperdussin monocasco, equipado con un motor Gnôme de 160caballos (fotografía).»

 

Octubre 1863
Indio, un nuevo metal

«Una asamblea reciente de la Sociedad de Química del Colegio Universitario Unión informaba acerca de un nuevo metal: "Desde que el químico alemán Bunsen inventó el espectroscopio en 1860, se han descubierto con su ayuda varios elementos nuevos. En verano de 1863, habiéndose detectado minúsculas cantidades de talio en numerosos productos de la fundería de Freiberg (Sajonia), F. Reich y T. Richter examinaron algunos de los minerales en los laboratorios de la fábrica con el fin de averiguar su origen. Los minerales se prepararon y se examinaron antes de buscar el talio con el espectroscopio. No se halló ninguna línea correspondiente al talio; pero, en cambio, apareció una azul añil, completamente nueva y diferente a la producida por cualquier sustancia conocida. Los señores Reich y Richter la atribuyeron a un nuevo metal, al que denominaron indio".»

 

A la busca del cedro

«En Nueva Jersey hay quienes hacen negocio al recuperar cedros que llevan enterrados centenares de años en cenagales para cortarlos en tejas, se dice que de una magnífica calidad. El terreno de esas zonas alcanza un valor muy alto, entre 1250 y 2500 dólares por hectárea. Una peculiaridad de los cenagales es que el suelo es totalmente vegetal, muy a menudo de unos seis metros de grosor. La tierra turbosa se forma por la acumulación constante de restos vegetales. Se hallan árboles enterrados a todas las profundidades, hasta el sustrato duro del fondo. Por el espesor de la capa vegetal que acumula encima, se cree que el depósito de madera tiene dos mil años de antigüedad y se encuentra en un excelente estado.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.