Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2008
Ciencia planetaria

La Luna de las dos caras

Se ignora por qué la cara visible de nuestro satélite difiere tanto de la cara oculta. Pero las investigaciones en curso se muestran confiadas en averiguarlo.

En octubre de 1959, la sonda soviética Luna 3 tomó la primera fotografía de la cara oculta de la Luna. Para sorpresa de todos, se reveló totalmente diferente del hemisferio que nos es familiar.
La cara de la Luna que observamos presenta unas áreas oscuras conspicuas. Llamadas "mares" por los astrónomos del pasado, en un principio se pensó que contenían agua. Pero hoy se sabe que el color oscuro se debe al tipo de roca que existe allí. La sonda soviética Luna3 demostró que apenas había formaciones tales en la cara oculta. Desde aquellas primeras fotografías, se han obtenido muchas más y han surgido multitud de modelos que se proponen reproducir sus rasgos. Casi medio siglo después, los científicos planetarios han progresado notablemente, aunque persiste pendiente una explicación definitiva de la asimetría de los hemisferios lunares. En este artículo esbozo las líneas de una teoría que podría facilitar la respuesta.
Mi propia contribución al tema se fundamenta en los estudios que he realizado durante los últimos años acerca de las grandes cuencas de impacto de la Luna y de otros lugares del sistema solar. Pero tal y como relato a continuación, ese trabajo apenas resuelve una pequeña pieza del rompecabezas. Los hallazgos relevantes para esta cuestión se han ido acumulando durante décadas, muchos de ellos producto de la carrera por enviar astronautas a la Luna.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.