Anticaos y adaptación

Quizás en la evolución biológica intervino algo más que la selección natural. Los modelos de ordenador sugieren que los sistemas complejos tienden hacia la autoorganización.

Los descubrimientos matemáticos traen, para los biólogos, una invitación sugestiva: interpretar de forma distinta la aparición del orden en la evolución. Los seres vivos constituyen sistemas ordenados en grado sumo; poseen intrincadas estructuras que se mantienen y duplican a través de un ballet puntillista de actividades químicas y conductuales. Los biólogos, desde Darwin, han venido considerando que la única fuente y causa de tal orden era la selección natural.

Pero Darwin no podía sospechar la existencia de autoorganización, una propiedad innata de ciertos sistemas complejos, hace poco descubierta. Es posible que el orden biológico sea, en parte, reflejo de un orden espontáneo, sobre el que ha operado la selección natural, selección que se había encargado de moldear la coherencia que forma parte intrínseca de la ontogenia, del desarrollo biológico, aunque no tuvo la obligación de inventarla. Pudiera ocurrir, incluso, que la capacidad de evolucionar y adaptarse constituyera en sí misma un logro de la evolución.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.