Estudio del suelo mediante técnicas espectroscópicas

El conocimiento de los procesos edáficos a escala molecular permite afinar las estrategias de gestión de los suelos.

MARÍA C. HERNÁNDEZ SORIANO

La expansión de la población mundial y la mejora del bienestar social han incrementado la explotación del suelo como recurso natural para la producción de alimentos y textiles, así como para la eliminación controlada de residuos. Como consecuencia inmediata, surge la necesidad de investigar el impacto de dichas actividades en el medio y desarrollar estrategias de uso sostenible del suelo, con especial énfasis en temas como la protección de las aguas subterráneas, estrechamente vinculadas a la calidad del suelo, o la contribución del suelo en las emisiones hacia la atmósfera de gases de efecto invernadero.

Los suelos degradados a causa de la explotación agrícola o minera constituyen un escenario ambiental que exige estrategias específicas para su restauración. Una de ellas consiste en la aplicación de enmiendas orgánicas para mejorar la calidad del suelo y fomentar una producción sostenible. Pero la enorme variabilidad entre distintos tipos de suelo y condiciones ambientales requiere el desarrollo de estrategias «a la carta». La efectividad de dichas actuaciones dependerá, por tanto, de la caracterización rigurosa de los procesos que se producen en el suelo, tales como la dinámica de la materia orgánica o la disponibilidad de elementos inorgánicos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.