Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2013
Inmunología

La respuesta inmunitaria al VIH

Al entrar en el organismo, el virus se enfrenta a una serie de reacciones celulares y moleculares del sistema inmunitario, al que finalmente acaba por vencer.

© LUISMMOLINA/ISTOCKPHOTO

En síntesis

Durante el contagio del VIH a través de las mucosas, el primer tipo de leucocitos con que suele encontrarse el virus son las células dendríticas. También quedan infectados los linfocitos T CD4+, las células coordinadoras de la respuesta inmunitaria.

Unos diez días después de atravesar las mucosas, el virus llega a los ganglios linfáticos locales, donde se amplifica la infección y se inicia la propagación hacia el resto del cuerpo.

En los ganglios las células dendríticas presentan los antígenos procesados del VIH a los linfocitos B y T, con lo que se desencadena la respuesta adaptativa a la infección. Sin embargo, el virus altera tales reacciones e instaura una infección crónica.

Este artículo incluye un amplio y detallado resumen gráfico de «Las fases de la infección por el VIH». Descárguelo de forma gratuita en formato póster (pdf).

Desde que se descubrió, hace casi 30 años, que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) era el agente causante del sida, la infección se ha convertido en una pandemia devastadora, con millones de personas infectadas que, cada año, mueren a causa de enfermedades relacionadas con este microorganismo. El esfuerzo mundial dedicado durante las últimas tres décadas al estudio del VIH ha revelado más aspectos de este patógeno que tal vez de cualquier otro. A los inmunólogos sigue intrigándoles la capacidad del virus para destruir una parte esencial del sistema inmunitario adaptativo, los linfocitos T CD4+ coadyuvantes. Gracias a una mejor comprensión del proceso de infección por el VIH y de la respuesta inmunitaria que provoca, el campo se adentra ahora en una fase de renovado optimismo ante el desarrollo de una vacuna eficaz.

El presente artículo resume el modo en que el VIH inicia la infección en las mucosas, la posterior respuesta inmunitaria contra el virus, en la que intervienen células dendríticas y linfocitos B y T, y la forma en que el virus altera tales reacciones para establecer una infección crónica.

Otros artículos del informe especial Hacia la curación del sida

Evolución del sida en España

    • Mercedes Diez
    • Asunción Díaz

Curar la infección por el VIH

    • Javier Martínez-Picado

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.