Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Julio 2016Nº 478
Apuntes

Materiales

Gratuito

Un protector solar que se fija a la piel

Dermatólogos y bioingenieros desarrollan una loción que no penetra en el torrente sanguíneo.

Menear

Bajo el intenso sol del verano, los protectores solares salvaguardan la piel contra las quemaduras, pero algunos de los componentes habituales de ese tipo de lociones y aerosoles pueden penetrar profundamente en la piel y llegar al torrente sanguíneo. Que eso entrañe algún riesgo no está del todo claro, pero Michael Girardi, dermatólogo de la Universidad Yale, cree que vale la pena hallar alternativas. En colaboración con el departamento de bioingeniería de dicha universidad, ha creado una formulación protectora que mantiene las sustancias químicas a flor de piel.

Los componentes de la loción que absorben la dañina radiación ultravioleta suelen ser moléculas orgánicas (en contraposición a los óxidos metálicos que bloquean los rayos del sol en los filtros solares). No hay ningún indicio de que esas moléculas captadoras sean perjudiciales para los humanos. Pero un pequeño número de investigaciones, que engloba estudios en animales y en células cultivadas, revela que algunas pueden unirse a los receptores hormonales. Esos resultados podrían indicar una posible alteración del sistema endocrino, el tránsito de hormonas que regula la reproducción y otras funciones.

En su propósito de crear un protector solar que no se infiltre más allá de la piel, Girardi y su equipo encapsularon moléculas de padimato O, un absorbente de UV habitual, en nanopartículas de un polímero biodegradable que se une a las proteínas de las células cutáneas. Las nanopartículas se adhieren a las células aunque la piel esté mojada y solo se desprenden con la toalla. La nueva formulación protegió la piel del ratón de los rayos UV tan bien como la loción solar habitual de padimato O, según un reciente estudio de Girardi aparecido en Nature Materials.

Kenneth Kraemer, dermatólogo del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., confiesa estar impresionado por los resultados del proyecto, en el que no ha participado. «Que se reduzca el riesgo de que el filtro solar penetre en la sangre probablemente resulte beneficioso.» Aun así, tendrá que pasar mucho tiempo antes de que la formulación acabe en los bolsos playeros. Este verano Girardi llevará a cabo un estudio piloto, en el que participarán unas 25 personas, para dilucidar el factor de protección solar del nanofiltro a diversas concentraciones. Entretanto, cualquier filtro es mejor que tomar el sol o practicar actividades al aire libre sin protección, para prevenir las quemaduras, las arrugas y los rayos UV cancerígenos.

Puede conseguir el artículo en: