Nanocircuitos

Se han construido ya nanotransistores y filamentos nanométricos. Falta encontrar ahora la manera de ensamblarlos.
¿Es realmente necesario seguir reduciendo el tamaño de los circuitos? La miniaturización de la microelectrónica de silicio parece tan inexorable, que la pregunta rara vez se plantea. En nuestros días, un microprocesador puntero tiene más de 40 millones de transistores; hacia 2015, tal número podría rondar los 5000 millones. Pero en el plazo de unos 20 años estos impresionantes avances se van a topar con limitaciones de índole científica, técnica y económica. Una primera reacción podría ser: ¿Y qué? ¿Acaso no son suficientes ya 5000 millones de transistores?
Quizá cuando nos hallemos ante esos límites pensemos de otra manera y queramos rebasarlos. Quienes trabajamos para que aumente la potencia computacional actuamos movidos, en parte, por el puro desafío del descubrimiento y conquista de nuevos territorios. Nos percatamos también de las revolucionarias posibilidades para la medicina y otras muchas ciencias, dado que la miniaturización llevada al extremo permite formas de interacción entre personas y máquinas no posibles con los medios técnicos existentes hoy.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.