Nanotécnica y ensambladores

Uno de los iniciadores de la nanotécnica molecular predice que minúsculos robots revolucionarán la industria fabril y transformarán la sociedad.
En 1959, en una célebre conferencia, Richard Feynman disertó sobre las fronteras de la miniaturización. A partir del estado en que se encontraba entonces la técnica (en una época en que una sumadora apenas cabía en el bolsillo de la gabardina), examinó los límites impuestos por las leyes físicas para concluir sosteniendo la posibilidad (incluso la inevitabilidad) de la construcción "átomo a átomo".
Lo que entonces parecía una ambición absurda, estrafalaria, se ha convertido ahora en una meta ampliamente compartida. Decenios de progreso técnico han reducido la microeléctrónica hasta los umbrales de la escala molecular, mientras que el progreso científico en el dominio molecular (sobre todo, en los mecanismos moleculares de los sistemas vivos) ya ha conseguido que muchos admitan lo que un genio imaginaba en solitario hace tanto tiempo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.