Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Junio 1981Nº 57

Zoología

Insectos filtradores

Insectos pertenecientes a tres órdenes hacen eclosión bajo el agua y capturan el alimento con redes, pinceles y otras estructuras. Desempeñan un importante papel al oponerse a la tendencia de los ecosistemas a perder materia orgánica.

Menear

Muchos insectos, en especial la larva de polilla a la que llamamos gusano de seda, hilan filamentos para construir un capullo. Menos conocidos son los que hilan filamentos para atrapar alimento. No sólo tejen redes de fina malla para recolectar la materia orgánica que ingieren, sino que, además, realizan toda la tarea bajo el agua. Los hiladores de redes pertenecen al grupo de insectos filtradores que hacen eclosión en ríos, lagos y otros ambientes acuáticos y pasan su vida inmatura completamente sumergidos. De los 27 órdenes de insectos, diez tienen representantes acuáticos, pero sólo tres incluyen especies que se alimenten realmente por filtración: las moscas verdaderas (del orden Díp­teros), las frigáneas (del orden Tricóp­teros) y las efímeras (del orden Efemerópteros).

Las moscas verdaderas y las frigáneas son endopterigotos: carecen de alas hasta el estadio de pupa, mo­mento en el que se desarrollan las estructuras alares, al tiempo que la larva asume su forma adulta. Las efímeras son exopterigotos: las estructuras alares están presentes desde el instante en que el organismo sale del huevo hasta que alcanza la edad adulta; la apariencia del insecto in­maturo augura, en general, su morfología adulta y éste no pupa en absoluto. Las larvas de los endopterigotos mudan varias veces antes de llegar al estadio pupal. Los juveniles exopterigotos, a los que generalmente se denomina ninfas, aumentan asimismo de tamaño a través de una serie de mudas; el insecto adulto emerge después del estadio inmaturo final.

Puede conseguir el artículo en: