Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Vacunas terapéuticas contra el VIH

O cómo evitar el uso crónico de antirretrovíricos.

Cuando ocurre una infección por VIH, las células dendríticas (gris) se convierten en auténticos caballos de Troya, puesto que cuando migran al ganglio linfático portan los virus viables (morado) directamente a su diana, los linfocitos T CD4. [INVESTIGACIÓN Y CIENCIA]

Los antirretrovíricos han reducido en un 95 por ciento la morbilidad y mortalidad en pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Sin embargo, su elevado coste, la obligación de tomarlos de por vida, los efectos secundarios y el riesgo de desarrollo de resistencias constituyen problemas asociados pendientes de resolver. Además, en países en vías de desarrollo donde el sida se ha convertido en una barrera de primer orden para el progreso económico, el número de personas infectadas aumenta sin cesar. Pese a que en los últimos años esta tendencia se ha ralentizado gracias al tratamiento de una mayor proporción de pacientes, el número de nuevas infecciones sigue superando el de personas medicadas. Razones económicas, sociales, culturales y políticas obstaculizan la cobertura completa del tratamiento en estos países. Por ello es necesario el desarrollo de alternativas terapéuticas al uso de antirretrovíricos de por vida.

Erradicación y curación funcional

Se han propuesto dos alternativas al tratamiento antirretrovírico crónico. Una de ellas corresponde a la erradicación. Se ha publicado el caso de un paciente infectado por VIH que, tras serle transplantadas células hematopoyéticas carentes del correceptor CCR5, esencial para la entrada del VIH a la célula, presentó unos niveles de replicación vírica indetectables, a pesar de haber abandonado el tratamiento con antirretrovíricos. Parece que la estrategia ha logrado eliminar todo rastro del virus en esta persona [véase «Cerrar el paso al VIH», por Carl June y Bruce Levine, en este mismo número]. Se han planteado también otros enfoques para erradicar la infección en un paciente determinado: intensificación del tratamiento antirretrovírico, terapia con células madre, terapia génica y eliminación de células latentes infectadas. Sin embargo, es improbable que tengan éxito. De hecho, no existen modelos biológicos que los apoyen.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.