SCIENTIFIC AMERICAN SUPPLEMENT, VOL. 79, N.o 2038, 23 de enero de 1915

Enero 1965
Transmisión sináptica
«Al no saber cuál es la sustancia transmisora de la gran mayoría de las sinapsis del sistema nervioso, desconocemos si se trata de un gran número de sustancias distintas o solo de unas cuantas. La única identificada con una certeza aceptable es la acetilcolina en el sistema nervioso central de los mamíferos. No sabemos casi nada sobre el mecanismo por el cual un impulso de un nervio presináptico hace que se inyecte la sustancia transmisora en la hendidura sináptica. También ignoramos de qué modo las vesículas sinápticas no inmediatamente contiguas a la hendidura son desplazadas hasta la línea de descarga para sustituir a las vesículas vacías. Se conjetura que estas contienen los sistemas enzimáticos necesarios para autorrecargarse. El proceso debe ser rápido y eficiente: la cantidad total de sustancia transmisora en los botones sinápticos da solo para unos pocos minutos de actividad sináptica a los ritmos de funcionamiento normales. —Sir John Eccles»
Eccles recibió el premio Nobel de medicina o fisiología en 1963.

Enero 1915
¿Debilidad mental?
«Puede que con un intelecto brillante coexista la tendencia al crimen, tal como ocurre con frecuencia, aunque no podemos detectarla con suficiente precisión; las escalas de medida determinan solo la capacidad intelectual, es decir, la aptitud para pensar, razonar, juzgar, adaptarse a los requisitos sociales del mundo circundante y vivir en armonía con él, conforme a sus leyes y costumbres; pero no incluyen las tendencias perversas, las cuales no pueden detectarse meramente calibrando la inteligencia. El objeto de nuestra escala de salud mental en la isla Ellis consiste en detectar aquellos emigrantes que, por su estructura mental, pudieran convertirse en una carga para el Estado o generar una descendencia que exigiera su atención en prisiones, asilos u otras instituciones.»

Un ave con dientes
«Se ha comprobado, más allá de toda duda, que Hesperornis era un enorme somormujo cretácico. En el Museo Nacional de EE.UU. hay un esqueleto reconstruido en todas sus partes que lo muestra en su postura natatoria. Los fósiles fueron recuperados ya en 1870 cerca del río Smoky Hill en el oeste de Kansas.»

El cráneo de Piltdown
«El rasgo más destacado de este cráneo, visto de lado, es lo bajo de la bóveda y el escaso desarrollo del toro supraorbitario. A causa del enorme tamaño de las mandíbulas, el rostro debió de haber presentado una apariencia notablemente simiesca. Los huesos nasales, sin embargo, eran negroides, no simiescos. Los rasgos que sí lo eran se concentran en la mandíbula inferior. Tanto es así que algunos se han empeñado hasta el ridículo en demostrar que esta mandíbula pertenecía a un mono y nada tenía que ver con el cráneo. No hay que decir que tales opiniones las expresaron solo quienes desconocen los enigmas de la anatomía comparada. —Profesor W. P. Pycraft, Museo Británico, Londres»
En 1953 se demostró que los fósiles de Piltdown eran un fraude.

Enero 1865
Fósforos de seguridad
«La cerilla de fricción que ahora se vende es distinta a todo lo existente hasta la fecha. En el costado de la caja hay un trozo de lija químicamente preparada. Cuando se frota contra esta, la cerilla se prende al instante; pero si se rasca contra cualquier otra superficie se niega tercamente a la llama. Al ponerla sobre un hornillo al rojo, su madera se calcinará antes de que se inflame la punta. Frotar esta contra otra cosa que no sea ese cartoncillo preparado no le produce efecto alguno. Se trata de un invento inglés y, por una ley especial del Parlamento, el uso de otras clases de fósforos está prohibido en los edificios públicos. No hay ni vestigios de azufre en la composición de estas cerillas.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.