Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

CORTESÍA DE DAVID PEASLEY

«Tenía una bolsa de magdalenas que llevaba demasiado tiempo en el armario.» En vez de tirarlas, David Peasley, de Alamosa, en Colorado, Estados Unidos, dejó que creciese el moho y se extendiese para luego tomar esta foto. Según Kathie Hodge, micóloga de la Universidad Cornell, el hongo debía de ser una especie de Penicillium. «No podemos estar seguros», matiza, «pero el color azulverdoso de la colonia, con los bordes blancos y los pequeños pompones, concuerda con las señas de identidad de Penicillium, sobre todo si ha crecido sobre pan». Además de en el pan, Penicillium suele hallarse en interiores sobre las alfombras y el papel pintado. Ciertas especies pueden provocar alergias en la piel e incluso la muerte; otras sirven para elaborar quesos
y obtener penicilina.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.