Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Virus para móviles

Los virus informáticos se propagan ahora por radio. Las empresas de seguridad informática, las operadoras de telefonía móvil y los fabricantes de equipos se aprestan a erradicar estas amenazas antes de que campen sin control.

Los expertos lo veían venir desde hace años. Llegó en junio de 2004. El autor y otros investigadores dedicados al estudio de los programas informáticos de intención maligna e incluso delictiva (malware) sabían que la aparición de tales programas en la telefonía móvil sería sólo cuestión de tiempo. Los teléfonos móviles, en su evolución, cuentan hoy con la posibilidad de "bajar" programas desde Internet y de compartir sus datos y programas con otros equipos mediante conexiones Bluetooth de corto alcance; asimismo, envían o reciben mensajes multimedia (MMS, de "multimedia messaging service") desde cualquier lugar del mundo y utilizan tarjetas de memoria extraíbles. Pero al adquirir estas nuevas capacidades han quedado al descubierto puntos vulnerables nuevos. Era inevitable que los truhanes descubrieran tales flaquezas y se valieran de ellas por pura maldad, o peor todavía, para beneficiarse de forma delictiva. 

Tal como esperaban, los expertos en seguridad informática descubrieron en verano de 2004 el primer programa pernicioso ideado para teléfonos inteligentes ("smartphones"). Este programa, el Cabir, era el clásico virus concebido para demostrar que una idea es realizable y su creador ufanarse de tal engendro. Los equipos infectados no sufrían mayor daño que el agotamiento de la batería, al tratar el virus de hacer copias de sí mismo en otros teléfonos abriendo y buscando conexiones Bluetooth.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.