El lenguaje de la danza de las abejas melíferas

Experimentos recientes, en los que se entrena a las abejas para que respondan a los sonidos y se las recluta utilizando un robot, han puesto punto final a los debates en torno al lenguaje de la danza.

Desde hace ya varios siglos, los naturalistas habían observado que las abejas melíferas informan a sus compañeras de nido sobre los descubrimientos que realizan a extramuros de la colmena. Sin embargo, el sistema de comunicación empleado por los insectos constituyó un misterio hasta los años cuarenta, cuando Karl von Frisch, de la Universidad de Munich, desentrañó el significado de las danzas de las abejas. En la colmena, los pasos y contoneos de una abeja que ha tenido éxito en su búsqueda de alimento guardan estricta correlación con la dirección y distancia exactas desde el nido hasta el recurso hallado. Durante las dos décadas siguientes, la mayoría de los científicos creyó que las abejas se basaban en tales movimientos silenciosos para comunicarse.

Pero en los años sesenta esa tesis se puso en tela de juicio, desde dos flancos. Los primeros que la cuestionaron fueron Adrian M. Wenner, alumno entonces de doctorado en la Universidad de Michigan y hoy adscrito al claustro docente de la de California en Santa Bárbara, y Harald E. Esch, en esa fecha en la Universidad de Munich y ahora en la de Notre Dame. Trabajando de forma independiente, llegaron a un mismo descubrimiento: las danzas no eran silenciosas. Al bailar, las abejas emiten débiles sonidos de baja frecuencia. Lo mismo Wenner que Esch sugirieron que los sonidos podían desempeñar un papel fundamental en la comunicación de las abejas. En el uso de sonidos, razonaban, se escondería la explicación de su capacidad para comunicarse de forma eficaz dentro de la oscuridad absoluta que reina en el interior de sus colmenas. Acontecía, sin embargo, que muchos creían que las abejas eran sordas. Y, así, la cuestión permaneció abierta.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.