Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Febrero 2012Nº 425

Fotografía

Miniaturas deslumbrantes

Bajo el microscopio se percibe la grandeza de los mundos pequeños.
Menear
La microscopía sigue representando una de las pocas áreas de la ciencia en la que los aficionados pueden hacer que otros se interesen por su trabajo. Con su esfuerzo reiterado, obtienen fotografías asombrosas de organismos y objetos diminutos que el ojo humano no puede captar. Esta fuente inagotable de imágenes microscópicas llegó mucho antes del invento del teléfono móvil y de las comunicaciones en red. Ya hace tiempo que el aficionado ha puesto al descubierto un mundo nuevo con el microscopio: en los primeros años, dibujando a mano las imágenes que aparecían bajo el objetivo; en tiempos más recientes, con el realismo añadido que la fotografía proporciona.
Esa noble tradición continúa en nuestras páginas, en las que presentamos una selección de fotografías del concurso de imágenes digitales de biopaisajes organizado por Olympus (Olympus BioScapes International Digital Imaging Competition), una oportunidad excepcional para los aficionados y los científicos que desean mostrar sus habilidades fotográficas. Entre los concursantes de este año figura un microscopista amateur que hizo un descubrimiento mientras caminaba por una montaña de Grecia. Otro participante, un biólogo celular, utilizó un microscopio avanzado que había adquirido en una subasta para fotografiar el esqueleto de un organismo del zooplancton. Aunque la imagen captada no guardaba relación con su trabajo, le sirvió para inmortalizar la belleza estructural del esqueleto. Contemple el lector los vívidos colores y la intrincada geometría de estos seres liliputienses que muy rara vez tenemos la posibilidad de ver.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados