Circulación vial y telemática

La telemática ha entrado en el coche para adueñarse de todo: partes de tráfico personalizados, mensajes verbales de correo electrónico, juegos de vídeo y un creciente etcétera. Pero, ¿podemos confiar en su seguridad?
La aguja señala que el combustible se agota. El enorme camión con remolque se ha tragado otro depósito más de gasóleo. Esta vez, sin embargo, es de noche, y delante no hay más que una solitaria autopista que se hunde en la oscuridad. De vez en cuando aparecen salidas hacia pequeñas poblaciones, pero no siempre se indica a qué distancia están de la ruta ni si en ellas habrá gasolineras. Cuando el conductor empieza a escudriñar el mapa recuerda que el camión posee un sistema telemático activado por voz, un equipo inalámbrico de comunicación bidireccional conectado a la vez a Internet y a un localizador del sistema mundial de posicionado (GPS). Basta con presionar un botón del salpicadero y decir "Gas". Transcurrida una pausa, una voz mecanizada lee una lista de estaciones de servicio próximas, indicando la marca que abastecen, la distancia a que se encuentra cada una, hasta el precio por litro del combustible sin plomo. Aunque esté algo más lejos, el conductor elige el tercer elemento de la lista verbalizada porque dispone de una tarjeta de crédito para esa determinada marca. La voz electrónica le responde con instrucciones pormenorizadas para llegar al oasis salvador.
Más pronto o más tarde esta escena será habitual al popularizarse las técnicas de telemática en la automoción. Así como los microprocesadores inundaron los vehículos a motor en el pasado decenio, habrá una transición igualmente sostenida a la telemática a medida que los nuevos coches y camiones incorporen el equipo necesario en los próximos años. A bordo sólo se necesita el transmisor y receptor por radio, la antena, un equipo elemental para reconocimiento de voz y conversión de texto a voz, y una típica unidad GPS para prestar lo que los profesionales llaman un servicio telemático "de cliente sencillo", con las características más esenciales de la comunicación móvil. Aunque el paquete de servicio básico sea relativamente simple y su sustitución parezca inevitable, la industria tendrá pronto que encarar los complejos problemas de seguridad e intimidad que esta técnica plantea.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.