Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2009
Cosmología

El origen del universo

Los cosmólogos se acercan a los procesos que crearon y dieron forma al universo.

LIANG GAO, CARLOS FRENK Y ADRIAN JENKINS, Instituto de Cosmología Computacional, Universidad de Durham

El universo es enorme, en el espacio y en el tiempo. Durante buena parte de la historia de la humanidad ha estado fuera del alcance de nuestros instrumentos y de nuestras mentes. Dejó de ser así en el siglo XX. Debemos ese cambio radical a ideas brillantes, como la relatividad general de Einstein y las teorías de las partículas elementales, pero también a instrumentos más potentes, desde los reflectores de 2,54 y 5,08 metros de George Ellery Hale, con los que vimos más allá de la Vía Láctea, hasta el Telescopio Espacial Hubble, que nos ha mostrado el nacimiento de las galaxias.

En el curso de los últimos 20 años, el progreso se ha acelerado: hemos sabido que la materia oscura no está hecha de átomos comunes, se ha descubierto que existe una energía oscura y han ido apareciendo nuevas ideas muy atrevidas, como la inflación cósmica y el multiverso.

El universo de hace cien años era sencillo: eterno, invariable, formado por una única galaxia y con unos pocos millones de estrellas visibles. El cuadro es hoy mucho más completo y rico. El cosmos nació hace 13.700 millones de años con la "gran explosión" (el Big Bang), expresión que no debe entenderse literalmente. Una fracción de segundo después, el universo no era más que una informe sopa caliente de partículas elementales (quarks y leptones). Durante la expansión y enfriamiento, se fueron desarrollando los niveles de estructura uno tras otro: los protones y neutrones, los núcleos de los átomos, las galaxias, los cúmulos de galaxias y, finalmente, los supercúmulos.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.