Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Priorizar las políticas del carbono

La administración de Obama necesita una estrategia energética a la altura del ambicioso proyecto de ley sobre el clima.

MATT COLLINS

El pasado mes de junio, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el proyecto de ley de la Ley de Energía Limpia y Seguridad y lo envió al Senado. Este texto legal de 1428 páginas aspira a abordar, de un golpe, las energías renovables y la captación y almacenamiento de carbono (CAC), la energía nuclear, los vehículos eléctricos y la limitación e intercambio de derechos de emisión de carbono, la transmisión de energía, la eficiencia energética y la adaptación al clima. Abarca tanto la visión general como los detalles más nimios.

Pero lo que le falta a este borrador descomedido es priorizar. Para llevar a cabo una reforma energética imprescindible y a nivel mundial no debemos perder de vista el cuadro completo —los sistemas técnicos que marcarán una diferencia importante y duradera— y enredarnos en farragosos detalles.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.