Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Cortesía de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de EE.UU.

Los diodos emisores de luz (LED) emplean mucha menos energía que las bombillas incandescentes, su vida útil tal vez llegue a superar algún día los diez años y, a diferencia de los fluorescentes compactos, no contienen mercurio. Sin embargo, adolecen de sus propias desventajas. Para prolongar su vida durante tanto tiempo, los LED necesitan permanecer relativamente fríos. Y si desean reemplazar a las bombillas actuales, deberían emitir luz en todas las direcciones. Un buen número de los que se comercializan en la actualidad no lo hacen, sino que radian en una sola dirección, como una linterna.

En la patente número 8.292.468 de la oficina estadounidense, Nadarajah Narendran, profesor y jefe de investigación del Instituto Politécnico Rensselaer, en Nueva York, y sus coinventores han descrito una bombilla LED que soluciona ambos problemas. «El calentamiento constituye uno de los problemas de los LED, ya que puede echar a perder la larga duración del dispositivo», explica Narendran. Algunas bombillas incluyen un disipador térmico de metal en la base o en su parte trasera, pero ello produce sombras y crea un efecto similar al de una linterna.

El dispositivo de Narendran invierte el diseño habitual. La fuente LED y el disipador térmico se sitúan en la parte frontal de la bombilla, donde la exposición al aire es mayor, lo que revierte en una mejor disipación del calor. Además, las paredes interiores de la bombilla reflejan y refractan la luz de tal modo que su iluminación emula a la de una lámpara incandescente. El resultado es una bombilla de larga duración, pero con una estética muy familiar. «El mundo de la iluminación está transformándose. En muchos casos el aspecto no cambiará —seguirá pareciendo una bombilla—, pero el interior será diferente», concluye Narendran.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.