Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Una cuarta familia de partículas

Se conocen tres familias de partículas elementales, agrupadas en quarks y leptones. Experimentos recientes apuntan hacia la existencia de una familia más, pero quizá no haya más de cinco.

Los físicos que estudian la naturaleza fundamental de la materia creen que la diversidad del universo puede explicarse suponiendo la existencia de unas cuantas partículas elementales. Una fe que ha recibido sólido respaldo. En los años centrales de este siglo, la aparente simplicidad del protón, el neutrón, electrón y sus equivalentes de antimateria se disolvió en centenares de partículas subnucleares. En los años setenta, la idea de la simplicidad resurgió con el descubrimiento del quark, para volverse a complicar con la aparición subsiguiente de nuevos quarks.

Diríase que hoy la batalla puede terminar en un pacto de compromiso. Por un lado, las observaciones de los isótopos deuterio y helio en el espacio profundo, junto con experimentos de los laboratorios de aceleradores, indican que el número de partículas fundamentales conoce límite. Por otro lado, hay indicios de que el número en cuestión superaría el de las tres familias de quarks aceptadas. Para avivar el interés, existe la esperanza de que las respuestas a cuestiones profundas —el origen de la masa, por ejemplo— se hallen al alcance de los nuevos aceleradores, muy refinados, que están empezando a funcionar.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.